Servieco

Mudanzas baratas en Barcelona: cuando lo barato puede salir caro

Trucos para ahorrar sin ser estafado

Solicita presupuesto

Una mudanza barata es aquella que se realiza por un precio muy bajo, generalmente inferior al de la mayoría de las empresas de mudanzas. Esto suele ocurrir cuando la empresa utiliza métodos poco profesionales o no está debidamente asegurada.

Contratar un servicio de que ofrezca un precio bajo puede resultar muy tentador, pero también tiene sus riesgos. En este artículo queremos explicar los conceptos relacionados con las tarifas para la realización de un servicio de mudanzas de particulares, de modo que puedas ser capaz de identificar qué servicios ofrecidos a precios bajos pueden cubrir tus necesidades de traslado y qué otros no.

Una mudanza barata es aquella que se realiza por un precio muy bajo, generalmente inferior al de las demás empresas de mudanzas. Esto suele ocurrir cuando la empresa utiliza métodos poco profesionales o no está debidamente asegurada.

¿Qué riesgos tienen las mudanzas baratas?

Antes de contratar a la primera empresa de mudanzas que encuentres, o simplemente a la que veas a simple vista que destaca por un precio bajo, es importante que sepas que existen ciertos riesgos asociados con este tipo de servicios. En algunos casos, lo barato puede terminar saliendo muy caro. A continuación, te enumeramos algunos de los principales riesgos de las mudanzas baratas para que tengas en cuenta:

  1. Los piratas que ofrecen servicios de mudanzas no ofrecen contrato alguno al no cotizar ni estar dados de alta en la seguridad social, ya sea como autónomos ni como sociedad. Esto provoca que nadie se haga responsable de cualquier accidente o incumplimiento al no disponer de ningún documento firmado antes de la realización del servicio.
  2. Las empresas de mudanzas baratas suelen ofrecer un servicio cuestionable. Debido a que cobran tarifas muy bajas, muchas veces no se molestan en brindar un buen servicio o el trato que el cliente se esperaba de un servicio de mudanzas.
  3. En caso de rotura de material, nadie se hará cargo de indemnizar o reparar el mismo. Debido a que dichos servicios no ofrecen garantía ni servicio de seguro en el proceso de montaje, desmontaje y traslado, no responden a reclamaciones ni tampoco ningún organismo puede defender el consumidor.
  4. Las estafas abundan en estos servicios. Sin contrato, ¿quién asegura al cliente que esta persona estará presente el día y hora para realizar el servicio? En caso de adelantar parte del dinero y la persona desaparece, tampoco puede reclamarlo.
  5. Los accidentes pasan, y las mudanzas no están exentas de ello. Si por algún motivo un accidente ocurriera sobre la persona que realiza la mudanza barata, ésta podría, si quisiera, demandarle por daños al ser un responsable civil subsidiario.

Elegir un servicio de mudanza barata de dudosa reputación puede ser atractivo por los precios que anuncian, pero es importante comprender los riesgos expuestos además de saber que estará contribuyendo a dar cuerda a la economía sumergida del país.

¿Cómo evitar ser estafado por una mudanza barata?

Para evitar ser estafados por una mudanza barata lo primero que debemos hacer es investigar. Hay que leer reseñas de otros clientes en línea y, a ser posible, comprobar que las empresas seleccionadas forman parte de asociaciones de mudanzas profesionales como es la Fedem (federación española de mudanzas),

Fíjese en los detalles como en el hecho de si disponen de un vehículo adecuado logotipado o no. Huye de aquellos que ofrecen trabas o excusas cuando se les pregunta por qué el presupuesto o precontrato no específica el IVA o no muestra un nombre fiscal.

Una vez que hayamos encontrado una empresa de mudanzas que parezca legítima, lo siguiente es asegurarnos de que la empresa dispone de seguro y puede cubrir todo aquello que puede ser dañado por parte de los trabajadores (si el problema es causado por el cliente, el seguro no lo cubrirá).

Finalmente, no olvides leer el contrato antes de firmar, y asegurarse de entender lo que está escrito en ellos. Si hay algo que no entendamos o no estemos seguros de lo que significa, debemos pedirle a la compañía de mudanzas que nos lo indique. No sería la primera vez que, al llegar en una ubicación, la empresa no contaba con que no tuviera ascensor, o que el montaje resultara más complejo de realizar.

¿Cómo se abarata una mudanza?

Para empezar, hay que tener en cuenta el presupuesto. Saber cuánto dinero se dispone para la mudanza es fundamental para no gastar de más. Luego, hay que planificar la mudanza con tiempo. De esta forma se evitarán los imprevistos y se podrán encontrar mejores precios al no tener que pedir un servicio urgente o de última hora.

Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de objetos a trasladar, pues a mayor volumen más trabajadores, tiempo y hasta un camión de más dimensiones será necesario. Aprovecha el traslado de tu hogar para hacer limpieza de muebles y objetos que quizá ya no necesites, de modo que verás reducido el volumen y horas necesarias a contratar.

También puedes realizar el embalaje por tu cuenta para ahorrar y conseguir una mudanza barata. Por último, intente realizar la mudanza entre semana en lugar de fin de semana, ya que los precios suelen ser más económicos.

Antes de contratar una mudanza barata

Valore realmente los riesgos y posibles situaciones que pueden ocurrir con la elección de una mudanza barata en Barcelona. Con todos los servicios sobre la mesa, contratar los servicios de una empresa de mudanza con profesionales formados en su plantilla puede sorprenderle lo que podría ahorrarse y lo mucho que podría llegar a perder si se decantara por un particular de dudosa reputación. Al fin y al cabo, lo que más desea alguien cuándo se muda es poder disfrutar de su nuevo hogar sin imprevistos ni sorpresas.

Si necesitas un presupuesto de una mudanza en Barcelona provincia, en Servieco le atenderemos sin compromiso.

¿Quieres recibir una propuesta personalizada?

¿Necesitas ayuda para tu mudanza?

crossmenu